La Iglesia inicia la campaña ‘X Tantos’ para su autofinanciación

Aumenta el número de declaraciones de la renta a favor  de la Iglesia

Josep Sabaté

Con el inicio del período para la declaración de la Renta 2015, la Iglesia también pone en marcha su campaña “X Tantos”, el programa para su sostenimiento económico. De esta forma, los contribuyentes pueden colaborar con la capacidad de la Iglesia para seguir realizando su servicio a la sociedad.

La financiación de la Iglesia se consigue gracias al Fondo Común Interdiocesano desde el cual se reparte solidariamente el dinero procedente de su casilla de la declaración de la Renta. Este Fondo Común se consigue desde dos fuentes principales, es decir, de las aportaciones directas de los fieles y de la Asignación Tributaria.

Las aportaciones directas y voluntarias de los fieles se obtienen a través de diferentes cauces como colectas, donativos, legados…. En realidad, son la principal fuente de financiación de las diócesis y suponen más de un tercio de los recursos disponibles. Por lo que se refiere al sistema de la Asignación Tributaria, éste es vigente desde 2007 y, desde entonces, la Iglesia ya no recibe cantidades con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para su sostenimiento básico. Desaparece, así, lo que se conocía como complemento presupuestario.

De esta forma, los ciudadanos que lo deseen pueden decidir que el 0,7 por ciento de su contribución se destine a atender las necesidades de la Iglesia. Además, pueden continuar haciéndolo marcando la X en la casilla de la Iglesia y, conjuntamente, en la de «otros fines sociales», ya que ninguna de las dos opciones significa que el contribuyente vaya a tener que pagar más ni que le vayan a devolver menos.

Por otra parte, el aumento de la renta disponible ha permitido el incremento del número de declaraciones y de cantidades a favor de la Iglesia. En este sentido, la Conferencia Episcopal Española constata que este incremento de las declaraciones, aunque pequeño, es positivo porque marca la tendencia de la recuperación económica. Asimismo, se observa que todavía es posible concienciar a más personas sobre la actividad pastoral, social y caritativa que realiza la Iglesia.

En concreto, en la declaración de la Renta de 2015, correspondiente al ejercicio de 2014, en números absolutos, se presentaron 7.291.771 declaraciones con la X de la Iglesia, mientras que en el ejercicio anterior, de 2013, fueron 7.268.597, es decir, un incremento de 23.174 declaraciones a favor de la Iglesia.

Valor del patrimonio eclesiástico

En este contexto, hay que destacar que el patrimonio eclesiástico representa una fuente de riqueza para toda la sociedad. El indiscutible valor de dicho patrimonio obliga a su continua conservación y rehabilitación, lo cual supone, evidentemente, importantes dispendios. Según un reciente estudio, el gasto en la conservación de edificios y construcción de nuevos templos ha representado el 29 por ciento del presupuesto anual de las diócesis españolas en los años 2010-2012.

En realidad, el programa para el sostenimiento económico de la Iglesia pretende también que cada vez sean más los que la conozcan y la apoyen marcando la X en la casilla de la declaración de la Renta, conscientes de que su contribución será utilizada para mantener sus actividades con los adecuados niveles de eficacia y austeridad.

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.